El criterio del jurado

Desde que la fotografía se convirtió en digital y se hizo fácil y barata, millones de fotos nacen cada minuto en el mundo que, además, pueden ser vistas por cualquier persona. Y este cambio ha sido crucial para que el concepto de arte aplicado a la creación de imágenes se haya visto profundamente afectado. ¿Te imaginas si cada minuto se pintasen varios millones de cuadros?. ¿Qué sería la pintura entonces?. Seguro que aún sigue habiendo creatividad y valor artístico, pero ahora es mucho más difícil de encontrar, aunque solo sea por que hay que buscarlo como una aguja en un pajar.
Esta idea, que ya he expuesto en otras ocasiones, está en este caso relacionada con el mundo de los concursos de fotografía y, aunque bien podría hacerse extensiva a muchos de ellos, me refiero en concreto a la I edición de Picglaze Photo Prize.
Algunas características del concurso:

  • Se buscaban fotos con alma (¿)
  • Premio: 10.000€ (¡)
  • Jurado: José Mº Ballester, Ouka Lele, Juan José Millás, Eugenio Recuenco y Jordi Socias (¡¡)
  • Presentadas 6.000 fotografías (fotógrafos) de 30 países y 280.000 seguidores (¡¡¡)

Me imagino lo agotador y complicado que fue para el jurado elegir entre esas 6.000 fotos la que mejor cumplía con el criterio del concurso: tener alma. Pero, como cuenta el escritor Juan José Millás, al final el jurado lo decidió por esto:
“Hubo unanimidad sobre la ganadora, no ya porque fuera tan categórica como pueden ustedes apreciar, sino porque contaba una historia. Y no una historia cualquiera, sino la nuestra, la de usted y la mía, así como la del que tenga el valor de asomarse a ella. En efecto, ¿desde dónde vemos a la mujer? Desde la puerta de su casa, de la que acaba de salir. ¿Y qué hacemos nosotros en la puerta de su casa? Nada menos que encarnar el punto de vista del relato. Con la ansiedad propia de un intruso, el espectador enfoca la mirada sobre la parte visible del cuerpo de la mujer; luego, sobre el paisaje mudo que se abre ante sus ojos (¡qué manera, por cierto, de retratar el silencio!). Algo de la relación entre la mujer y el paisaje nos hiere, como si hubiera un desajuste emocional terrible entre aquélla y éste. Flota una amenaza inconcreta en la silenciosa atmósfera, de la que hasta los pájaros han huido. Los mojones, al borde de la calle, parecen lápidas.”

La tarde – Autor: Albert Alsina Ferrando ( Primer premio Picglaze Photo Prize 2013)

Una explicación que, con los ajustes precisos, podría aplicarse a varios cientos de fotos (quizá miles) de las que se presentaron, por lo que no deja mucho margen para entender el criterio que se ha seguido para conceder este suculento premio.

A mi la foto me gusta, me parece que forma parte de lo que yo llamo “fotos honradas”, es decir, que no tienen trampa y muestran la realidad tal cual. Pero yo no me veo saliendo de casa y, con la ansiedad propia de un intruso, mirando a la mujer que denota un desajuste emocional terrible con el paisaje… ¿estamos viendo la misma foto el jurado y yo?.

Yo la describiría así: “ Una imagen que podría haberse tomado por cualquiera con cualquier cámara, muestra a una mujer de aspecto intemporal en un parque vacío, que mira algo fuera del encuadre, quizá a alguien a quien espera. La soledad y el punto de vista del fotógrafo crean una atmósfera misteriosa reforzada por los tonos mortecinos de color y la luz plana y escasa de la foto”. Pero seguidamente creo que habría que explicar el porqué se ha premiado, el porqué es mejor que el resto, el porqué tiene ‘más alma’.

Me hubiese gustado saber la opinión de Ouka Lele, pero en cualquier caso sería bueno que los jurados cumpliesen dos premisas: dar explicaciones del fallo y que estas se basasen en un criterio comprensible, a poder ser que distinguiese la ganadora del resto de las presentadas. Porque con el criterio expuesto (cuenta una historia), matizando algunas cosas, podrían haber ganado bastantes otras fotos presentadas y, seguramente con mayor mérito.

Para terminar solo decir dos cosas: la primera es que, como ya he dicho, la foto me gusta. Y las segunda es que, por si lo habías pensado: no, no me he presentado al concurso y me acabo de enterar del fallo en la revista DNG.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s