Pedir permiso

(18/08/2012)
De vez en cuando surge la polémica sobre como desenvolverse ante los demás cuando hacemos fotos en la calle. ¿Hay que pedir permiso?.

Autorretrato haciendo una foto (a una señora en una cafetería)

Mi admirado Catalá-Roca decía que él siempre sabía cuando tenía que pedir permiso a alguien y cuando no, y que nunca había tenido problemas. Quizá el sentido común ¿no?.
Para hacer fotos en la calle es esencial pasar lo más desapercibido posible, tanto para que las personas no interrumpan lo que están haciendo, como para no incomodarlos con nuestra presencia. Una cámara discreta es fundamental. Y todavía más importante, actuar siempre desde el respeto a los demás, sin explotar situaciones ridículas o dramáticas, aportando nuestra visión pero sin herir a nadie. Vale más borrar una foto que generar una situación cargada de tensión o de polémica con el fotografiado, o generarle cualquier tipo de perjuicio.
Pero a partir de ahí yo defiendo el derecho a recoger imágenes en los sitios públicos. A la creatividad y a poder documentar la forma de vivir de las personas a nuestro alrededor. Derecho a aportar nuestro punto de vista sobre la sociedad actual. A intentar hacer esas fotos maravillosas de los fotógrafos de toda la vida que han llenado las exposiciones y los libros desde que existe la fotografía hace más de 100 años.


Las cámaras digitales han popularizado la fotografía de una forma impensable hace unos años. Hoy se realizan millones de fotos en el mundo en cada minuto. Quizá sea esa sobresaturación lo que empuja la sobrepotección de la intimidad que surge en las sociedades más avanzadas. A mi me gustaría cerrar esta reflexión con dos apuntes:
– No matemos al mensajero. En la mayoría de las ocasiones las fotos no perjudican a nadie, y si provocan algún perjuicio posiblemente provendrá de otras situaciones y no del propio hecho de ser fotografiado.
– Casi todas las normas que intentan proteger la intimidad se cumplen solo con el sentido común. El resto de esas normas son incumplibles y solo tienen una finalidad de control y de imposición por parte de los gobiernos sobre el derecho de expresión de las personas.

3 comentarios en “Pedir permiso

  1. También Cristina García Rodero dice algo parecido a Catalá Roca, y Steve McCurry. No hay motivo para creer que están equivocados, de esto todos ellos saben un rato…

    Me encanta la reflexión, y tu blog. Me quedo por aquí al acecho. 🙂

    Jota.

    1. Hola Jota. Al final en este tema padecemos lo mismo que en muchas otras cuestiones: hay más normas y prohibiciones de las que podríamos aprender aunque estudiásemos derecho media vida. Así que el que quiera hacer fotos por la calle tiene que tener sentido común para no crear problemas y suerte para que nadie se los cree a él.
      Un placer encontrarte. Voy a ver tu blog que lo poco que he visto me ha parecido muy interesante. Salud !!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s