Steve McCurry, culpable !

Juzgado y condenado por ser un estafador de la imagen, Steve se ha retirado a los cuarteles de invierno a esperar que pase el temporal. Resulta que en una de sus exposiciones alguien se fijó que había fotografías que estaban retocadas o, mejor dicho, muy mal retocadas. Photoshop no hace milagros, y si no te fijas en lo que estás cambiando en una foto y te dejas un trozo de farola en un lugar donde no hay ninguna farola, se nota, se nota mucho. Es lo que le pasó a McCurry, que el becario que le retoca las fotos estaba algo espeso ese día, seguramente después de una noche intensa, y se dejó los retoques a medio hacer. Tras ese descubrimiento han ido apareciendo otras fotos editadas, bien editadas, pero en las que había desaparecido un tipo que molestaba detrás de la escena, o se había vuelto a reencuadrar porque quedaba mejor la composición,etc. etc.

Yo nunca he considerado que McCurry fuese un fotoperiodista y que su única ambición fuese trasladar al espectador lo que estaba ocurriendo. De hecho, nunca he pensado que sus fotos estuviesen hechas tal cual las veíamos, porque resultaban bastante artificiales. Los países exóticos lo son más por lo que las fotos nos cuentan de ellos. Afganistán es exótico, pero las fotos que McCurry ha creado lo hacen, además, bello. En sus imágenes hay poesía, hay color y luz, y hay creatividad.

Como en esta sociedad el 99% de las personas no tenemos personalidad y necesitamos de iconos para guiar nuestros pasos, nos habíamos empeñado en hacer que McCurry fuese el ‘fotógrafo de los abandonados’ y él asumió gustoso ese papel, pero en realidad tan solo es otro fotógrafo, que te puede gustar poco, mucho o muchísimo, y nada más. Parecido a Salgado, que se ha encumbrado en lo alto de la defensa de los ecosistemas y de la vida salvaje del planeta y del que pronto descubriremos que ha manipulado también sus fotos y ya no nos gustarán (si es que ahora nos gustan).

Steve McCurry's blog
Steve McCurry’s blog

Cada cierto tiempo le quitan un premio de fotografía a alguien por usar el PS, o nos enteramos que una actriz no tiene esas curvas tan atractivas por lo mismo, pero todos sabemos que todas las fotografías han sido editadas hasta conseguir la imagen que el autor deseaba. En el caso de McCurry, solo hay una cosa que no me ha gustado en su reacción, y es que haya quitado su blog personal de internet, posiblemente para evitar que nadie busque más retoques en sus fotos. A mi me siguen pareciendo grandes fotos, sin darles más valor que el que tienen, y me hubiese gustado que aguantase el tipo.