Exposiciones

Parece que ya nadie imprime sus fotos y hay que verlas siempre en un monitor y, casi siempre, a través de internet. Y eso es cierto la mayoría de las veces salvo, claro está, cuando se van a colgar en una sala de exposiciones. Realmente es un placer poder ver las fotos ‘como siempre’, en soporte papel. Si están hechas digitalmente o son químicas ya es hilar muy fino.
Estos días he visto varias exposiciones de fotógrafos bien diferentes, tanto por su época como por su contenido y estilo, pero todas ellas me han parecido interesantes por uno u otro motivo.

Todo Centelles 1934-1939
La primera a la que me voy a referir es la de Agustí Centelles, valenciano dedicado al periodismo fotográfico y que destaca especialmente por su obra sobre la guerra civil española vista desde el lado republicano, a la que se dedica esta exposición. Fotografías potentes, dramáticas y que despiertan en quien las ve una mezcla de cabreo y tristeza al ver la realidad de las tropas del gobierno republicano, sin medios, sin orden, sin mandos… Estamos ante la obra de un fotógrafo que se vuelve transparente ante el espectador y hace que éste solo se concentre el contenido de la imagen, como si no hubiese habido nadie detrás de la cámara. Magnífico trabajo cuando se trata de fotoperiodismo.

Agustí Centelles
Agustí Centelles

Body and Soul
La exposición de Larry Fink es una amplia colección de fotografías en blanco y negro, absolutamente clásicas en cuanto a la maravillosas tonalidades de la fotografía química sobre papel. De este estadounidense de Brooklin, contemporáneo y profesional desde hace 45 años, se ofrece esta muestra bien presentada tanto por el tamaño de las fotografías como por su enmarcado, que ofrece su visión del mundo de las fiestas y actos sociales, muchas de ellas del mundo del cine, contrapuestas con la vida de la gente sin recursos, como la serie que dedica al boxeo. Los encuadres y el flash crean unas imágenes muy personales y, al contrario que en la exposición citada anteriormente, el ojo del fotógrafo está presente en cada una de las imágenes interpretando la realidad.

Larry Fink
Larry Fink

Bosques de luz
José Manuel Ballester expone un conjunto de seis series diferentes que tienen en común su gran tamaño y el uso de la técnica digital. Edificios, fábricas, ciudades, pero también pinturas renacentistas que el autor fotografía y retoca para eliminar los personajes y crear espacios vacíos. Todo esto en fotografías de varios metros de anchas o de altas que resultan muy atractivas, sobre soportes diversos (papel fotográfico, lienzo, sintético). En este caso la obra expuesta tiene un contenido exclusivamente estético.

José Manuel Ballester
José Manuel Ballester

El momento
Por último una breve exposición muy intimista de una pareja de fotógrafos de bodas, Sergio Recio e Isa Oli, Silver Moon. Nada que ver con la puesta en escena de las anteriores, son pequeñas fotografías sin enmarcar, en blanco y negro. Supongo que muchas han sido escogidas entre sus trabajos de boda, y son imágenes cargadas de emociones y de vida. En este caso, ni la sala ni el montaje facilitaban que el espectador conectase con las historias que allí se contaban y que, seguramente, con un tratamiento similar a las otras exposiciones, la podrían haber situado a un nivel muy digno.

Sergio Recio e Isa Oli
Sergio Recio e Isa Oli

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s