La indiferencia

#5 fotografías (Click en una para ver en grande)
Ni una mirada, ni un roce, como si no estuviese. La gente pasa a su lado sin tan siquiera percibirla. Pero allí está desde hace 40 años, en el lugar en el que un constructor decidió que el arte también merecía un espacio entre los ladrillos y las baldosas. Situada en un angosto callejón, seguramente no es el mejor sitio para que ni tan siquiera se conozca su existencia y menos para que nadie se detenga un momento y le dedique un instante. Se trata de una obra de cerámica de Eduardo Cuní, datada a finales de la dictadura franquista, en 1974. Con un acabado entre pétreo y metálico y forma de menhir, recuerda la apariencia de los helechos y parece querer transmitirnos algo que no llegamos a comprender, la sensación de que oculta algún misterio en su interior, como si estuviese allí porque alguien ha querido dejar una muestra de lo efímero de la existencia.

Siluetas
Siluetas
Prisa
Prisa
De espaldas
De espaldas
La bolsa
La bolsa
Al lado
Al lado
Anuncios

5 comentarios en “La indiferencia

      1. Hola Carlos, efectivamente esos sitios son muy buenos para captar esas instantáneas, los que solemos observar a quien nos rodea, apreciamos estos detalles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s