Averly

#12 fotos (Click en una para ver presentación)
Una fundición de hierro en el centro de una ciudad es algo que cualquiera entiende que no encaja. Aunque sea una pequeña fundición y tenga más de 150 años. Este último detalle es el que enseguida nos hace comprender que la ciudad se ha comido, literalmente, el espacio de la industria. La ha rodeado, asediado, hostigado sin piedad año tras año, hasta que la ha vencido. La fundición cerró hace ya un tiempo y está en ruinas, rodeada de casas.
Después de muchas crisis, porque siglo y medio da para mucho, la fundición destinada a maquinaria industrial fue dejando paso a la fundición artística. Allí se hacían preciosas farolas isabelinas, barandillas llenas de filigrana, fuentes, estatuas, columnas, puertas.
Pero a pesar del abandono, es como esas mujeres que son bellas incluso con el paso de los años y descuidadas (supongo que también pasa esto con algunos hombres), y sigue siendo un lugar lleno de encanto, de historia, con un pasado que se ve en cada detalle.
Y, como no podría ser de otra forma y nos podemos imaginar fácilmente, una constructora que no se deja influir por el atractivo de la vieja fábrica, le ha echado el ojo hace un tiempo y está deseando convertirla en una torre de apartamentos. El ayuntamiento, insensible también a los valores artísticos, históricos y culturales del lugar, mira para otro lado. La ciudadanía se manifiesta y se moviliza para parar esa sinrazón. Intervienen los juzgados, el lucro cesante, los avales, los actos reglamentados, licencias, etc. etc.
Enfrente, a pocos metros, existe una inmensa superficie de terreno sin ocupar, restos de la crisis inmobiliaria, y que no tiene ningún valor cultural. La vieja fábrica la mira con envidia y con tristeza, pensando, seguramente, porqué no la dejan tranquila y hacen esos maravillosos apartamentos en los solares de enfrente. Además la gente que viviese en ellos tendrías unas vistas llenas de historia.
Siendo realistas lo tiene muy difícil, porque todos sabemos que es lo que mueve esta sociedad. Así que he hecho unas fotos de la vieja Averly para compartirlas. Es guapa ¿eh?. Pues esto solo es la fachada, imagino lo que habrá por dentro.

Anuncios

5 comentarios en “Averly

  1. Es una pena, Carlos, cuando estos sitios se valoran demasiado tarde. Si no les ponemos freno, las constructoras arrasan con todo, aún en época de crisis. Mi apoyo a la causa. Me encantan la finura de las formas en hierro.

    1. Lo más imperdonable de todas estas cosas, desde mi punto de vista, es la postura de las administraciones, que deja claro a quienes representan realmente y lo poco que les importa el patrimonio de todos o el interés general. Y se supone que deberían defender a los que les votamos !!. Tu lo has dicho: una pena.

  2. Hay muchas heridas en las ciudades. Generalmente, no le importa a nadie. Pero, a quien le gusta el urbanismo y la vida urbana, es un dolor real. Gracias por tu publicación sobre esto.

    1. Y ahora con la crisis, que se utiliza para justificarlo casi todo, el patrimonio cultural parece un lujo innecesario, así es que es el momento perfecto para los especuladores.
      Gracias por tu comentario, loqmanvues.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s