Tan lejos, tan cerca.

Los visitantes llegan procedentes de lugares diversos. Llegan para pasar una temporada, a veces solo unos días y otras varios meses. Llegan atraídos por el mar y el sol, y deseando que se cumplan sus expectativas. Cambian su ropa por otra que se adapta mejor a su nuevo rol y se convierten en turistas, con todo lo bueno y malo que eso conlleva.
La edad no importa, porque cada momento de la vida tiene unas vacaciones que se adaptan a él. Tranquilas o desenfrenadas, diurnas o nocturnas, solitarias o colectivas. Como dijo un escritor polaco de apellido impronunciable “pensáis escapar de vuestros problemas yéndoos de viaje, pero ellos partirán tras de vosotros” (Stanisław Witkiewicz, Witkacy)).
Venidos de países lejanos y de los pueblos de al lado, son (somos): los turistas.

Ramones & Kiss
Ramones & Kiss
Mujer en bicicleta
Mujer en bicicleta
Fotografía para el recuerdo
Fotografía para el recuerdo
Buscando hotel
Buscando hotel
Spaghetti House (autoretrato)
Spaghetti House (autoretrato)
Pareja con gafas de sol negras
Pareja con gafas de sol negras
Anuncios

8 comentarios en “Tan lejos, tan cerca.

  1. Cambiar de lugar o de hábitos ayuda a ver los problemas con otra perspectiva y a veces a encontrar la solucción de lo que parecía insoluble.

    ¿Porqué la gente se disfraza cuando viaja o veranea?
    m

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s