A la manera de Hopper

No soy ningún experto y ni tan siquiera un buen aficionado a la pintura. Pero como le pasa a todo el mundo, a la vista de los cuadros de un determinado pintor aparecen sentimientos inspirados por lo que vemos.

Siempre me ha parecido que Edward Hopper (EEUU, 1882-1967) tenía ese algo especial que recogía la soledad y la tristeza de las personas. Pero también la soledad de quien está pintando el cuadro y de quienes lo estamos mirando.

Aparecen espacios, interiores o exteriores, silenciosos y fríos, en los que se pierde la mirada hacia el vacío de quienes no tienen nada que decir y que por mucho que lo intentemos no descubriremos nunca lo que están pensando o que es lo que esperan.

Calles, bares, hoteles, gasolineras o ventanas, dibujan un mundo depresivo de una realidad aplastante. Muchos de esos cuadros que hemos visto en alguna ocasión, se quedan grabados en el recuerdo para volver a aparecer en cualquier momento.

Hopper ha influido en muchos fotógrafos y quería hace tiempo rendirle este humilde homenaje.

Comprando el pan
McDonald’s
Mujer en un bar
Terraza con cortina roja
Anuncios

Un comentario en “A la manera de Hopper

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s