Contra el viento del oeste

Hace dos años ardió el monte y se quemaron los arbustos, las retamas, los espartos y los cardos. El monte de aquí es así: pobre y sencillo, seco y austero.

Con los restos del incendio, la naturaleza ha compuesto formas negras, que casi no se distinguen del paisaje. Composiciones de ramas, troncos y tierra oscura.

El domingo fui a hacer algunas fotos. Soplaba el viento del oeste y las nubes recorrían el cielo. A punto de volver hacia casa vi una libélula que se sujetaba con fuerza para no ser arrastrada por el aire. Volvía insistentemente a una ramita rota y chamuscada. No se que había encontrado allí, pero su persistencia me hizo pensar.

Por cierto, el titulo hace referencia al de la novela “Contra el viento del norte”, de Daniel Glattauer, que me encantó.

Cámara Olympus E-P3 – Objetivos: Panasonic 20mm y Hexanon 50mm – Filtro polarizador.

El camino
Ramaje quemado
Saludando
Paisaje austero
El camino (II)
Mirando hacia el barranco
Horizonte
Jarrón negro
Contra el viento del oeste
Agarrada con fuerza
Saludando (II)
La cepa quemada
Corona de cardo
Solitarios
Anuncios

2 comentarios en “Contra el viento del oeste

    1. Es en los alrededores de Zaragoza, una zona seca (son del verano pasado) y árida, además que se había quemado hacía un tiempo.
      No soy un buen lector y esa novela la leí en un par de días. Yo siempre digo, en broma, que se deberían prohibir las novelas de más de 200 páginas…
      Gracias por tu comentario y un saludo, Mateo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s